Cómo abrir una agencia inmobiliaria

¿Cuánto cuesta realmente montar y mantener una agencia inmobiliaria?

Todos sabemos lo complicado que puede llegar a ser abrir un negocio en cualquier ámbito, y como no podía ser de otra manera, iniciar una empresa en el inmobiliario no es ni la mitad de sencillo de lo que puede llegar a parecer en un primer momento. Todo el mundo comenta que los servicios de las inmobiliarias son caros, pero, ¿qué gastos soportan realmente ?

Los negocios inmobiliarios no se basan exclusivamente en hacer de intermediarios entre comprador y vendedor, van mucho más allá, desde aconsejar sobre temas fiscales, recomendar financiadción, y en ocasiones hasta hacer de mediador entre unos y otros para llegar a un acuerdo económico.

Por otro lado, las obligaciones intrínsecas que supone abrir una empresa también son algo que hay que tener en cuenta antes de tomar la decisión definitiva. A continuación, podrán encontrar una breve explicación de los pasos a seguir a la hora de abrir una inmobiliaria con el menor riesgo posible..

Definición del plan de empresa.

El primer paso a seguir es la idea que tenemos, la definición de cómo será y como actuará nuestra empresa.

Podemos tomar como referencia los siguientes puntos.

  • ¿Trabajaremos por libre o seremos Freelance?
  • ¿Vamos a querer formar parte de una franquicia?
  • ¿La segmentación de nuestros clientes será geográfica o bien por los diferentes tipos de Inmuebles?
  • ¿Tenemos conocimientos suficientes sobre éste campo?
  • ¿Podremos solos o vamos a necesitar a alguien más trabajando con nosotros?

Una vez aclaradas todas estas dudas, será el momento de redactar el plan de negocio o Business Plan para determinar la inversión necesaria para arrancar el negocio. Una vez identificadas las necesidades, se podrá hacer un plan financiero, para estimar las necesidades de inversión y tesorería.

La creación de la empresa.

En este punto, tendremos que decidir con quién y de qué manera queremos iniciar esta aventura, las dos opciones más recurrentes suelen ser como autónomo o bien formando una Sociedad Limitada.

En caso de querer ser autónomos las obligaciones que tendremos serán darnos de alta como autónomos y pagar la correspondiente cuota mensual.

Por otro lado, si lo que decidimos es formar una SL, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • Registrar un nombre empresarial que aún no exista.
  • Si procede, registrar una marca comercial para la empresa.
  • Los socios deberán ingresar a una cuenta al nombre de la empresa, al menos, 3000€ en la misma proporción que el tanto por ciento de esta que posean cada uno.
  • Una vez constituida la empresa ante notario, bastaran las escrituras para poder poner en funcionamiento la cuenta, este proceso acostumbra a tardar bastante puesto que la petición se manda directamente a la central del banco.

Ya tenemos nuestra empresa creada ¿Y ahora qué?

Primero de todo debemos tener claro cuáles son los conocimientos básicos que se requieren para ser agente inmobiliario, entre otros los siguientes: derecho de propiedad, derecho inmobiliario, legislación de arrendamientos urbanos, derecho hipotecario, derecho urbanístico y de la vivienda, derecho tributario inmobiliario, valoraciones inmobiliarias, promoción inmobiliaria, marketing y derechos del consumidor.

Como cabe a esperar, las inmobiliarias de cierto tamaño suelen tener al frente un abogado, arquitecto o un titulado en ciencias empresariales. A pesar de que en algunas comunidades autónomas como en Cataluña, para ejercer es imprescindible estar en el registro Agentes inmobiliarios de Catalunya, AICAT.

Para poder registrarte como Agente Aicat, se pueden convalidar estudios universitarios como derecho o arquitectura o bien asistir a un curso de 200 horas que acredita tus conocimientos en el sector.

En segundo lugar tendremos que definir nuestro local comercial, que ya puede ser un local de cara al público o bien un despacho privado. En ambos casos es importante elegir bien tanto su localización como el precio mensual acorde con las condiciones en las que se encuentre.

Para iniciar cualquier actividad económica en el local se necesitará:

  • Un proyecto redactado por un ingeniero.
  • Licencia municipal de apertura.
  • Alta en el contador de la luz.
  • Alta de agua.
  • Seguridad Social.
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Decoración del local.
  • Mobiliario de oficina.
  • Línea telefónica, internet y teléfonos móviles.
  • Equipamiento de oficina y ofimática.

Tenemos empresa y local pero… ¿y los inmuebles?

Como es lógico, una vez empezamos necesitamos una cartera de inmuebles para poder ofrecer a nuestros futuros clientes. Hay distintas formas de conseguirlos:

Nuestra propia red de contactos, entrar en una franquicia. De este modo podremos empezar con algunos inmuebles de otros franquiciados. Entrar en alguna asociación inmobiliaria que utilice un MLS (Multi listing system) o que compartan su producto. Firmar acuerdos puntuales con colaboradores.

Llegado a este punto debemos tener en cuenta los gastos de gestoría y los de nóminas en el caso de que tengamos a alguien contratado. Como también por otro lado debemos prestar mucha atención al marketing, tanto online como el más tradicional:

Página web, Folletos, Anuncios, Tarjetas…

Software inmobiliario

Es importante saber que, a pesar de que algunas inmobiliarias pequeñas confían en recibir solo clientes a través de sus anuncios en portales inmobiliarios y prescindir tanto de programa de gestión como de página web, un porcentaje muy elevado usan CRM o programa de gestión, y no es en vano, puesto que les ayuda a tener un mejor orden y control sobre los inmuebles que quieren que se publiquen online y les da una mayor visibilidad y posicionamiento en la red de redes.

Los que si deciden tener una página web tienen varias opciones a la hora de hacerse con una, la más económica y menos flexible probablemente sea una plantilla de WordPress u otro CRM.

En 1001portales.com recibimos frecuentemente consultas sobre problemas de compatibilidad ya que muchas inmobiliarias se lanzan a crear su página web sin plantearse previamente cómo van a trabajar o a exportar sus anuncios. Cuándo ya tienen su página hecha ven que es más caro conseguir que esa página sea compatible con sus socios que hacer una nueva página desde cero.

En el caso de una inmobiliaria pequeña, podemos recurrir a alguna plantilla de página web básica que nos ofrecen algunos portales inmobiliarios, pero debemos tener claro que estos no son nada flexibles y por lo general no permiten exportar a otros portales inmobiliarios. A pesar de ello, algunos CRM inmobiliarios como por ejemplo Idealista tools sí que es compatible con 1001Portales.com, ampliándose así el abanico de portales a los que exportar a más de 80.

En 1001portales nos hemos especializado en trabajar la importación y exportación de datos. De forma que adaptar nuestro conocimiento al desarrollo de portales inmobiliarios a medida para grandes inmobiliarias, franquicias y bancos, está siendo un paso natural en el crecimiento de nuestro negocio.

Nuestra recomendación es que, a pesar de lo que nos pueda parecer desde fuera, todos los que estéis pensando en lanzaros a la piscina, hagáis unos presupuestos realistas de ingresos y gastos teniendo en cuenta las variables que acabamos de poner sobre la mesa. Aquí va una estimación hecha a groso modo de la inversión y los gastos a los que tendréis que enfrentaros. Para los ingresos, vosotros añadís la ilusión y el trabajo duro.

¡BUENA SUERTE!