10 documentos imprescindibles para vender un piso

Tanto si vas a vender tu piso directamente o con tu agencia inmobiliaria de confianza, lo primero que necesitas es recopilar toda la documentación que te va a hacer falta para vender sin trabas. Por un lado necesitarás la documentación para la venta, pero también documentación como los gastos de notaría y registro del momento en que se adquirió que pueden ser útiles para cumplir con las obligaciones fiscales anexas a la venta.

Estos son los documentos que necesitarás:

  • Título de propiedad: Es la escritura en la que se determina quién es el propietario del inmueble. Puede ser una aceptación de herencia, una donación o una escritura de compraventa. Cuidado, que todos los propietarios tienen que estar de acuerdo en vender. ¿Sabemos las cargas que tiene el inmueble?
  • Posiblemente el inmueble tuvo una hipoteca en su día, que no se canceló registralmente. Nos hemos de asegurar de que, si no ha prescrito la inscripción, esa carga se cancele a la vez que la compraventa.
  • ¿Existen otras cargas, como servidumbres, censos, cargas fiscales, embargos… que nos puedan afectar a la posterior venta? Para ello hemos de solicitar una nota simple del inmueble.
  • Cédula de habitabilidad en vigor. La cédula certifica que una vivienda es habitable y es un documento que debe preparar un arquitecto. El documento lo expide la comunidad autónoma y el trámite suele tardar aproximadamente un mes. Debe estar en vigor o renovarse para poder escriturar. Puede haber inmuebles muy antiguos que jamás hayan tenido cédula.
  • IBI. Último recibo al corriente de pago. Hemos de saber además el importe. Con estos datos podremos solicitar un certificado con los datos catastrales.
  • Certificado energético del inmueble. Es un requisito relativamente nuevo. Desde 2013, en Cataluña es obligatorio y actualmente ya lo es en toda España. Este documento nos indica el consumo energético de un inmueble y se plasma en una etiqueta, de la A (menor consumo) a la G (los menos eficientes). Con el certificado se indican además medidas correctoras para reducir las emisiones de CO2. Existen inmuebles que no lo precisan y también en algunos casos se emite el certificado del edificio completo.
  • Gastos de comunidad. Para poder escriturar hemos de estar al corriente de pago de los gastos comunitarios. Además es nuestra obligación informar si se han aprobado derramas que vayan a ser a cargo del nuevo propietario. Para la firma nos hará falta el certificado de corriente de pago que nos entregará, previo pago, el administrador de la finca.
  •  Recibos de suministros del inmueble. Se necesitarán para poder realizar los cambios de nombre. El inmueble ha de disponer de suministros según la normativa actual o en su defecto, se deberán entregar los correspondientes boletines de suministro.
  • Calificación urbanística. ¿Hay alguna afectación a tener en cuenta? ¿Podemos ampliar la vivienda?
  • Certificado de Inspección Técnica del Edificio (ITE), En edificios de más de 45 años se deberá anexar a la escritura pública. Este certificado lo emite un arquitecto, que realiza una inspección del edificio y de todos sus elementos para comprobar si está en óptimas condiciones o se debe hacer algún tipo de mantenimiento. Si el edificio tiene deficiencias, también se debe informar al posible comprador.

Hay ventas más sencillas que otras. Si tienes dudas, tu agencia de confianza te ayudará. No nos olvidemos de que los notarios están para verificar que todo está correcto. También puedes acudir a tu notario de confianza para expresarle tus dudas.

Vende más rápido tus inmuebles.

Difunde tu publicidad en más portales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *